Siete años ya han pasado de la última vez que escribí para mi blog. La vorágine diaria hizo que me alejara de aquellas letras que a mi más me gustan; esas letras que sirven para contar experiencias y mostrar la belleza de algún rincón, y que muchas veces sirven de guía para algunos lectores, o simplemente para que otros puedan soñar.

Desde mi última publicación han pasado muchas cosas. La más importante de todas fue ser mamá; dejar mi querido trabajo en el norte de Chile y radicarme definitivamente en Santiago.

Junto a ello, hice un paréntesis en mi vida laboral y me dediqué exclusivamente a mi pequeño, que hoy ya tiene 3 años y medio, y quien en este tiempo ha logrado una mayor madurez e independencia, que me están permitiendo nuevamente retomar una de las cosas que más amo, ESCRIBIR.

Sí, debo agregar, que a pesar de alejarme de la escritura, no dejé de viajar, y durante estos siete años he acumulado algunas millas, que me ayudarán a estar de regreso en mi blog .

Anuncios