Dalcahue e Isla de Quinchao, la magia del archipiélago de Chiloé. II Parte

El surrealismo de Chiloé te atrapa y durante el tiempo que estás en sus tierras hace que vivas las tradiciones y leyendas de su pueblo. Historias amparadas por el mar que lo bordea todo y su clima sorprendente, que pone el condimento justo para que tu recorrido sea más cautivante.

DSCF0141

La mezcla de todo esto, más la belleza embriagadora de sus iglesias, únicas en su especie, hacen que te des cuenta que estás en una zona sin parangón, exquisita e irrepetible.

DSCF0116

Las Iglesias de Chiloé tienen una técnica arquitectónica que nace de la mezcla del oficio del carpintero de la ribera y la influencia del proceso de evangelización. En ellas se utilizó la técnica de ensambles, empalmes y uniones de madera.

DSCF0090

Nuestro recorrido por la Isla Grande continuó en Dalcahue, ciudad que comenzó a ser edificada con la llegada de los españoles en 1567. Se ubica a orillas del canal del mismo nombre que en lengua huilliche significa “lugar de dalcas” (pequeñas embarcaciones parecidas a las canoas).

DSCF0099

Una ciudad pintoresca, con su mercado a orillas del agua y una iglesia que es Patrimonio de la Humanidad: Nuestra Señora de los Dolores. Este templo es uno de los más antiguos y grandes de Chiloé, data de 1858 y se utilizó para su construcción madera de ciprés, alerce y ulmo.

DSCF0110

Dalcahue está frente a la segunda isla más grande de Chiloé: Quinchao y es desde el puerto del “lugar de dalcas” desde donde salen los transbordadores. Son sólo 10 entretenidos minutos de navegación para llegar al primer pueblo: Curaco de Vélez.

IMG_4659

Curaco es una palabra mapuche compuesta, que significa “agua extraída de entre las rocas”; y Vélez es un apellido español proveniente de los primeros colonos que llegaron a poblar el sector alrededor del 1600.

DSCF0131

Es una ciudad con una gran belleza arquitectónica. La mayoría de sus construcciones están hechas de ciprés cubiertas con tejas de alerces, siendo sus balcones y colores muy atractivos a la vista.

DSCF0139

La ciudad también cuenta con una iglesia de estilo más moderno, ya que la original se incendió en los años 70. Esta zona tiene bellísimos paisajes y aves silvestres gracias al gran humedal que posee.

DSCF0126

Tras salir de Curaco, avanzamos rumbo al pueblo de Achao. Debo decir que el camino fue simplemente espectacular. Con miradores en sus partes más altas, desde donde te das cuenta que el color verde puede tener más de 10 tonalidades y que las islas de la zona parecen que fueran infinitas.

DSCF0153

Llegamos al pueblo de Achao, cuya mayor atracción es su iglesia: Santa María de Loreto. Es considerada una de las iglesias más antiguas de Chile, ya que su construcción comenzó en 1730. Su exterior está cubierto por tejuelas de alerce y la obra gruesa utilizó madera de mañío y ciprés; mientras que para sus uniones no se utilizaron clavos, sino que sólo tarugos de madera.

DSCF0163

Recorrer la isla es para seguir maravillándose con el paisaje, y ahí donde no existe ningún pueblo, aparece imponente la Iglesia de Quinchao considerada la más grande de Chiloé con 52.8 metros de largo y 18,4 metros de ancho. Data del siglo XVIII y para edificarla se utilizó ciprés, avellano y canelo.

DSCF0190

Cada rincón de Chiloé te sorprende, te llena de naturaleza, de imágenes inolvidables, de gente alegre, a pesar de la adversidad de su geografía y de la inclemencia del clima, tanto en invierno como en verano. Es un lugar único en todos sus ámbitos, que exuda identidad y originalidad.

DSCF0146

“La  Pincoya es una sirena que a veces anda acompañada por su marido, el Pincoy. En algunas ocasiones abandona el mar y excursiona por ríos y lagos.  Su misión es fecundar los peces y mariscos; y de ella depende la abundancia o escasez de estos productos.

Cuando un pescador ve surgir de las profundidades a la Pincoya y ésta  danza en la playa mirando hacia el mar con sus hermosos brazos extendidos, significa qie la pesca será abundante.

Para ser favorecido por la Pincoya, es necesario estar contento, por eso los pescadores se acompañan de amigos alegres y buenos para reirse; sin embargo, si se pesca o marisca con mucha frecuencia en el mismo lugar, la Pincoya se enoja y abandona el lugar dejándolo estéril”. (Leyenda de La Pincoya) 

374355354Pincoya-Rec

Anuncios

2 comentarios sobre “Dalcahue e Isla de Quinchao, la magia del archipiélago de Chiloé. II Parte

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: