San Francisco. Mucho más que sus famosas calles

Tengo un vago recuerdo de alguna vieja serial llamada “Las calles de San Francisco”, donde los antiguos autos policiales setenteros llegaban a volar por las zigzagueantes calles de la ciudad de San Francisco y caían sacando chispas. Y creo que mucha gente recuerda este sitio por esa razón, pero debo agregar que San Francisco es... Seguir leyendo →

Anuncios

Cataratas del Niágara. Las cascadas más famosas del mundo.

Para ser sincera con todos, no recuerdo mucho el pueblo donde están las famosas cataratas, trato y trato de recordar, pero no logro visualizar el lugar donde dormí. Porque sólo recuerdo que llegué durante la noche con la idea metida en la cabeza de ver las cascadas iluminadas; y de ir caminando por el parque,... Seguir leyendo →

New York. La capital del mundo. II Parte

Fueron tres días en la Gran Manzana y vi muchas cosas, pero también me faltaron millones más que hacer y ver. Estuve en la zona de Queens, frente a Manhattan, lugar desde donde a orillas del East River se pueden disfrutar las noches neoyorquinas, con sólo admirar los edificios y puentes completamente iluminados, que dan... Seguir leyendo →

New York. La capital del mundo. I Parte

La ciudad de New York es tal y cual se ve en las películas, densamente poblada, millones de turistas, cientos de razas, miles de taxis, paso acelerado, el Central Park lleno de gente, grandes atracciones, cientos de edificios, un tráfico de locos, glamour, bella arquitectura, policías en cada esquina, y un metro limpio y sin... Seguir leyendo →

Washington DC. Un monumento al poder.

La capital de Estados Unidos es una ciudad monumental, apoteósica y grandiosa, así como suelen hacer las cosas los gringos cuando quieren demostrar su poder, pero también me parece que es parte de su idiosincrasia hacerlo todo grande. Si bien el triángulo invisible que une las edificaciones más importantes se puede recorrer a pie, los... Seguir leyendo →

Chicago. Nada que envidiarle a la Gran Manzana

Llegar a Chicago fue diferente que las demás ciudades norteamericanas. Todas son tan iguales, que uno tiende a confundirse: llegas por amplias y grandiosas carreteras y siempre al final divisas el “downtown” o centro lleno de rascacielos amontonados en un par de cuadras; pero cuando vi Chicago fue como volver a ver New York, se... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: