Iquique. Donde el mar y el desierto se unen eternamente. I Parte

Hay lugares en el mundo que uno nunca piensa visitar, pero cuando llegamos a ellos, agradecemos a Dios por tirar de la cuerda del destino y habernos llevado a ese mágico lugar. Viví siempre rodeada del color verde, sin embargo un día me vi cercada de cerros acuarelados y de colores dorados que se fundían... Seguir leyendo →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: